jueves, 16 de junio de 2011

TEMA Y MOTIVO MUSICAL

Toda obra musical está construida sobre una melodía principal que llamamos tema, el cual nos permite recordarla e identificarla. El tema está formado por un antecedente y un consecuente – pregunta y respuesta- los que a su vez contienen el o los motivos, que son las unidades más pequeñas que se pueden reconocer. Un buen ejemplo de un motivo, es el conocido parapapán del primer movimiento de la quinta sinfonía de Beethoven.



Los compositores utilizan como recursos para sus composiciones: la repetición, que consiste en volver a presentar el tema una o varias veces, el contraste, donde se presenta un tema totalmente nuevo, y la variación que guarda el mismo patrón armónico del tema, pero que presenta variaciones rítmicas o melódicas para construir y dar forma a su obra


Finalmente, es importante mencionar en esta breve guía, lo referido al “Desarrollo” que es otra forma de componer. En ella, después de presentar los temas iniciales se retoman, se transforman, de manera que se repiten unas partes, se varían otras, se contrastan con material nuevo,etc. Un ejemplo es la forma sonata.

Ahora te invite que vuelvas a escuchar el primer ejemplo de la quinta sinfonía y trata de recocer los elementos aprendidos en esta guía.

5 comentarios:

jgmondragon dijo...

Estas melodias las he escuchado mil veces (Es un decir), pero nunca me habia tomado la molestia de leer los analisis de ellas. Gracias por sus explicaciones y enseñanzas.

cristian dijo...

notable toda la pagina para trabajar con los alumnos, te felicito y muchas gracias por toda esta valiosa informaciòn

buenayerba dijo...

gracias profesor por sus valiosos aportes. que Dios lo bendiga.

miriam barril dijo...

Hice una clase distinta hoy,,hay varios tocando el piano en su mesa de trabajo,gracias.

Marta Martinez dijo...

Me encantó la claridad de sus explicaciones.

Publicar un comentario